Seminario de Formación Permanente: «Los Escritos técnicos de Freud leídos desde Lacan».

Los Escritos técnicos de Freud leídos desde Lacan.

Programa del Seminario de Formación Permanente IOM3.

La Dirección Ejecutiva y el Consejo Institucional del IOM 3 nos hemos propuesto, para los años 2024 y 2025, desarrollar un programa único para las 21 instancias que integran el IOM3 (CID y Delegaciones). El mismo se articula a la política de aggiornamento propuesta por J.-A Miller y formulada por Christiane Alberti.
Su contenido se propone llevar adelante una lectura lacaniana de Los Escritos técnicos de Freud.
Este curso bi-anual pretende desarrollar una lectura que permita articular la obra freudiana con la enseñanza de Lacan, acorde con los objetivos actuales del IOM3: éste se propone favorecer en cada lugar la formación de jóvenes practicantes. El público del Seminario de Formación Permanente se halla en la Universidad, en los hospitales, en cada lugar donde el discurso analítico despierta interés. Es a ellos a quienes se dirige nuestra política.
Este programa tiene previsto durante el año 2024 una clase de apertura y 3 módulos, divididos cada uno de ellos en dos clases. La bibliografía propuesta les será enviada por cada docente. En todos los casos serán textos que permitan hacer una lectura renovada de Freud a partir de la Orientación Lacaniana.

AÑO 2024

Clase Inaugural a cargo de Oscar Zack, director del IOM3

Módulo 1: Psicoanálisis y Psicoterapia

Módulo 2: Interpretación- Resistencia

Módulo 3: Iniciación al tratamiento psicoanalítico- Transferencia

Actividad de cierre

AÑO 2025


Módulo 4: Transferencia-Repetición

Módulo5: Dirección de la Cura-Acto analítico

Módulo 6: Pulsión-Trauma

Mesa Clínica de cierre

 

PROGRAMA:

APERTURA

MODULO 1 

CLASE 1

Freud, S., “El método psicoanalítico de Freud”(1904), en O.C, vol. VI, Amorrortu, Bs. As., 1985, p.233

  • Método catártico
  • Hipnosis
  • Análisis de las resistencias

«El método psicoanalítico de Freud», fue escrito en 1903. Allí, sitúa dos cuestiones cruciales para su invención, que es el psicoanálisis. La primera, la catarsis. La segunda, la hipnosis, a la que él renuncia, lo que le posibilita la invención del método psicoanalítico.

 Freud, S., “Sobre psicoterapia” (1904 [1905]), en O.C, t. VII., Amorrortu, Bs. As., 1985, p.243

  • Técnica sugestiva e hipnosis, per via di porre. Terapia analítica, per via di levare
  • Resistencia a la curación
  • Los psicóticos ¿pueden analizarse?
  • Carácter inconsciente de procesos anímicos como causa de síntomas patológicos. Particularidades de la clínica psicoanalítica y sus diferencias con las psicoterapias

«Sobre psicoterapia» es una Conferencia pronunciada por Freud ante el Colegio de Médicos de Viena. Freud describe en qué consiste el tratamiento dispensado por una psicoterapia analítica y establece sus fundamentos.

 Lecturas desde Lacan y Miller:

  • Lacan, J., (1953-1954). El Seminario, libro 1, Los escritos técnicos de Freud, Buenos Aires: Paidós, 1981
  • Lacan, J. (1958). “La dirección de la cura y los principios de su poder”, en Escritos 2, Buenos Aires: Siglo XXI, pp.565-626
  • Lacan, J.: El Seminario, Libro 2, El Yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica, Buenos Aires: Paidós, 19.
  • Lacan, J. (1968-1969), El Seminario, Libro 16, De un Otro al otro, Buenos Aires, Paidós, clase 17, 23 abril 1969
  • Miller, J.-A., “Psicoanálisis y psicoterapia”, en Freudiana 10, Paidós, Barcelona, 1994, p.11
  • Miller, J.-A., (1984) “La clínica psicoanalítica”, en Conferencias Porteñas Tomo 1Buenos Aires, Paidós, 2009.

 CLASE 2

Freud, S., “El uso de la interpretación de los sueños en el psicoanálisis”(1911), en O.C., vol. XII, Amorrortu, Bs. As., 1985.

  1. El texto del sueño
  • Lacan, J.: “La dirección de la cura y los principios de su poder”, Escritos 2, Siglo XXI, Buenos Aires,1985, punto V “Hay que tomar el deseo a la letra”, p.600
  • Lacan, J.: El Seminario, libro 20, Aun, Paidós, Buenos Aires, 1995, clase VIII

2-El sueño y los tiempos de la cura

  • Lacan, J.: “El tiempo lógico y el aserto de certidumbre anticipada. Un nuevo sofisma”, Escritos 1, Siglo XXI, Buenos Aires, 2002, p. 187

3-La resistencia en el análisis

  • Lacan, J.: El Seminario, Libro 2, El Yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica, Paidós, Buenos Aires, 1988, clase XVIII.
  • Lacan, J.: “La dirección de la cura y los principios de su poder”, Escritos 2, Siglo XXI, Buenos Aires, 1985, punto II “¿Cuál es el lugar de la interpretación?”, p.572
  • Lacan, J.: “Del psicoanálisis en sus relaciones con la realidad”, en Otros escritos, Paidós, Buenos Aires, 2012, p.371

4-Los límites de la interpretación del sueño

  • Freud, S.: “Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto”, A: Los límites de la interpretación, Amorrortu,Buenos Aires, 1990, T. XIX, p.129
  • Lacan, J.: El seminario 21, clase del 20/11/73, inédito.

MÓDULO 2

CLASE 3

Freud S.: Consejos al médico sobre el tratamiento psicoanalítico (1912), en O.C., vol. XII, Amorrortu, Bs As., p. 107.

  • La regla fundamental.
  • Lacan, J., “Solo vale la pena sudar por lo singular”, Lacaniana 32, EOL, Buenos Aires, 2022, p. 9
  • Lacan, J (1972) El Atolondradicho. En Otros Escritos, Buenos Aires, Paidós, 2012. p.473-522. “que se diga queda olvidado, tras lo que se dice en lo que se escucha”.
  • Atención parejamente flotante (gleichschwebend), para no seleccionar. Neutralidad benevolente, traducción de Strachey del término Indifferenzen alemán. No se escoge en el campo de la escucha. El deseo del analista implica una elección.
  • Lacan, J., “La dirección de la cura”, en Escritos 1, Siglo XXI, México, 1979 p.230/233
  • Lacan, J., “Proposición del 9 de octubre de 1967”, Otros escritos, Paidós, Buenos Aires, 2012.
  • Miller, J.-A., “Conferencia Punto de capitón”, en https://www.google.com/search?q=conferencia+punto+de+capit%C3%B3n+Miller&rlz=1C5CHFA_enAR951AR951&oq=conferencia+punto+de+capit%C3%B3n+Miller
  • Lacan, J. El Seminario, libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales delpsicoanálisis, Paidós, Buenos Aires, 2013, cap. XIX. “De la interpretación a la transferencia”.
  • No priorizar el saber. Que el saber no gire al discurso Universitario.
  • Lacan J., El Seminario 17 El reverso del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires, 2008, p. 9
  • El cirujano como modelo. Llevar a cabo la operación.
  • Miller, J.-A., El ultimísimo Lacan. Paidós, Buenos Aires, 2013, p. 181. Cap.12 “El analizante habla, hace poesía, mientras que el analista corta”.

Freud S.: Sobre la iniciación del tratamiento (1913), en O.C., vol. XII, Amorrortu, Bs As., p. 121.

  • Reglas sobre la iniciación de la cura, entrevistas preliminares.
  • Lacan, J. “Función y campo de la palabra y el lenguaje”, en Escritos 1, México, 1979 p.137/139
  • Lacan, J., “La dirección de la cura”, Escritos 1, ídem, p. 217
  • Miller, J.-A., “Como comienzan los análisis”, en https://enapol.com/xi/como-comienzan-los-analisis/
  • Miller, J.-A., “Conversación clínica en la NLS”, Lacaniana 33, EOL, Buenos Aires, 2023, p.31
  • Lacan J. “El tiempo lógico y el aserto de certidumbre anticipada. Un nuevo sofisma”, Escritos 1. Siglo XXI, México, 1979, p. 193. El tiempo en la cura. La subjetividad de la época.
  • Lacan, J. “Función y campo de la palabra y el lenguaje” Escritos 1, 138,139
  • La falta de ocurrencia en la cura, el silenciamiento consciente. La defensa y su diferencia con la represión.
  • Miller, J.-A., La experiencia de lo real en la cura psicoanalítica, Paidós, Buenos Aires, 2004 Cap. 2 y 3
  • La transferencia.
  • Lacan, J., “Intervención sobre la transferencia”, en Escritos, S.XXI, ídem, p.37
  • Lacan, J., El Seminario, libro 11, Ídem, Cap. 10 y 11
  • “el sujeto no habla porque confía, confía porque habla”
  • La transferencia negativa, actingout y pasaje al acto Lacan “La transferencia negativa es el nudo inaugural del drama analítico”
  • Lacan, J., “La agresividad en psicoanálisis”, en Escritos 1, Siglo XXI, Buenos Aires, 2009,p. 107.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 10. La angustia, Paidós, Buenos Aires, 2013 Pág. 127-144
  • Miller, J.-A., La transferencia negativa. Tres Haches ed., Buenos Aires, 2010.
  • El acto analítico y la interpretación. “no comunicar una solución de síntoma y traducción de un deseo antes que el paciente esté próximo a ello.”
  • Lacan, J., “La dirección de la cura”, en Escritos 1, Ídem. “Interpretación a nivel de la técnica”, pág. 233 a 244.
  • Lacan, J., “El atolondradicho”, en Otros Escritos, Paidós, Buenos Aires, 2012, pág. 473.
  • .MILLER, J-A.»La interpretación al revés», en Entonces Shhh!, Eolia, Buenos Aires, 1996.

CLASE 4

Freud, S., “Sobre la dinámica de la transferencia” (1912), en Obras completas, t.

XII, Amorrortu, Buenos Aires, 1989

 Freud, S., “Puntualizaciones sobre el amor de transferencia” (1913), en Obras completas, t. XII, Amorrortu, Buenos Aires, 1989.

  • Manejo de la transferencia: Handlung de la transferencia freudiana leída por Lacan desde la diferencia entre transferencia y sugestión, el poder de la transferencia, interpretación de la transferencia.
  • Lacan, J., “La dirección de la cura y los principios de su poder”, Puntos 1, 2, 3, en Escritos 2, Nueva Visión, Buenos Aires, 1986.
  • Amor de transferencia:el objeto analista freudiano leído por Lacan en términos de la metáfora del amor, ágalma, objeto a, diferencia entre erastés y eromenós.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 8: La transferencia. Cap. III La metáfora del amor. Cap. IV La psicología del rico. Cap. X Ágalma
  • Transferencia como resistencia y repetición: transferencia positiva, negativa, positiva erótica freudianas leídas por Lacan a partir de las dimensiones imaginaria y real de la transferencia. Apertura y cierre del icc en relación a la transferencia, presencia del analista, transferencia negativa, transferencia real, transferencia como puesta en acto de la realidad sexual del icc.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 1: Los escritos técnicos de Freud. Cap. II Primeras intervenciones sobre el problema de la resistencia. Cap. III La resistencia y las defensas.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 8: La transferencia. Cap. XII, La transferencia en presente.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 11: Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. X, Presencia del analista. Cap. XI Análisis y verdad o el cierre del inconsciente. Cap. XII, parágrafo 1 La sexualidad en los desfiladeros del significante.
  • Miller, J.-A., La transferencia negativa, Tres Haches, Bs. As., 2011.
  • Transferencia como motor: la transferencia positiva y la transferencia motor freudianas leídas por Lacan desde la transferencia simbólica y el sujeto supuesto al saber.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 11: Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. XVIII Del sujeto al que se supone saber.
  • Lacan, J., “Proposición del 9 de octubre de 1967”, en Otros Escritos, ed. Paidós.
  • Eliminación de la transferencia: el problema de la eliminación de la transferencia freudiana leída por Lacan en términos del fin del análisis.
  • Lacan, J., El Seminario, libro 8: La transferencia. Cap. XXVII, El analista y su duelo
  • Lacan, J., El Seminario, libro 11: Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. XIX De la interpretación a la transferencia.

MÓDULO 3

CLASE 5

Freud, S., “Sobre el Psicoanálisis Silvestre”(1910), O.C. Vol. XI, Amorrortu, Bs. As., p. 216-217

Sobre la prudencia analítica. Efectos de la interpretación. ¿Porqué una Escuela? “En la primavera de 1910 fundamos una Asociación Psicoanalítica Internacional, cuyos miembros se dan a conocer mediante la publicación de sus nombres a fin de poder declinar toda responsabilidad por los actos de quienes no pertenecen a ella y llaman «psicoanálisis» a su proceder médico. En verdad, tales analistas silvestres dañan más a la causa que a los enfermos mismos”. Freud, OC, P, 226

  • Lacan, J., “La dirección de la cura”, Escritos, 565:“¿A qué silencio debe obligarse ahora el analista para sacar por encima de ese pantano el dedo levantado del San Juan de Leonardo, para que la interpretación recobre el horizonte deshabitado del ser donde debe desplegarse su virtud alusiva?”
  • Guéguen P.-G. La interpretación lacaniana https://freudiana.com/la-interpretacion-lacaniana/
  • Miller, J.-A.,El banquete de los analistas, Cap. 1, pág. 11 El analista no está solo, Cap. XII, La escuela de la Lacan, pág. 213.
  • Miller, J.-A., “La interpretación al revés”, en Entonces « Sssh…», Minilibros Eolia Barcelona-Buenos Aires, Julio, 1996, p.13.
  • Laurent, E., La interpretación acontecimiento, en Rev. Virtualia 37, https://www.revistavirtualia.com/articulos/831/destacado/la-interpretacion-acontecimiento

CLASE 6

Freud.“Recordar, repetir, reelaborar. (Nuevos consejos sobre la técnica del psicoanálisis)”(1914), en O.C. Buenos Aires, Amorrortu Editores, 1976, T.XII (págs. 145-157). [Título reducido en alemán: Erinnern, Wiederholenund, Durcharbeiten]

  •  Cambios en la técnica psicoanalítica. (p. 149)
  • Recordar y abreaccionar en estado hipnótico.
  • Regla fundamental. El arte de la interpretación.
  • Finalidad de los dos momentos: llenar las lagunas del recuerdo y vencer las resistencias de la represión.
  • Observación sobre los alcances efectivos de la hipnosis: recobrar una situación anterior y detectar la trasposición de procesos inconscientes en conscientes.[Observación general: El tratamiento de la repetición introduce un giro tanto en relación a latransferencia como a la naturaleza de la técnica psicoanalítica.]
  • Imaginario y Simbólico en J. Lacan.
  • Zeitlich-Entwicklungsgeschichete: Temporalidad e historia del desarrollo  (J. Lacan, El Seminario, Libro 1, Los Escritos Técnicos de Freud (1953-1954) Buenos Aires, Paidós, 1984, cap. XII).
  • La palabra en la transferencia.
  • Función creadora de la palabra. Diálogo con el R.P.Beirnaert. Estatuto de laequivocación, el error, el engaño y la mentira. 
  • La verdad y equivocación. “La verdad caza el error por el cuello de la               equivocación” (pág. 386)
  • El concepto de análisis. El fenómeno de la transferencia. Función de la cristalización imaginaria. “La transferencia es el concepto mismo del análisis porque es el tiempo del análisis”. (Cf.: J. Lacan, Ob. Cit.cap. XIX, XX, XXI, XXII)
  • Recuerdos encubridores: algunas observaciones intercaladas por Freud en 1914.
  • Recuerdo y olvido. Nachträglich.
  • Falta de nexos:La neurosis obsesiva como modelo yreferencia elíptica al caso “Hombre de los Lobos” [Cf.: Nota 2]. Cf.: J.A. Miller: “La contribución del obsesivo al descubrimiento del inconsciente” (1989), en Introducción a la clínica lacaniana. Conferencias en España. Barcelona, ELP-RBA Libros, 2006. Cf.: J.A. Miller, “H2O” en Matemas II. Buenos Aires, Manantial, 1988.
  • Repetición, Signo distintivo de la nueva técnica.
  • “No recuerda nada de lo olvidado y reprimido, sino que lo actúa. [Cf.: S. Freud, Cit. págs. 151-152]. Ejemplos de inicios de la cura.
  • Compulsión de repetición [Nota 6]. Sustitución del impulso de recordar por la compulsión de repetición. La repetición bajo transferencia. Efectos de la    Repetir equivale a “convocar un fragmento de la vida real” (p. 153-154). Nota 6 de James Strachey: Cf.: “Lo ominoso” (T. 17, p.38) y “Más allá del principio de placer” (T. 18, pp. 18 y sigs.).  
  • La “política del avestruz” en relación a la enfermedad. (p. 154). “Manejo de la transferencia” (p. 156). Cf.: J. Lacan, “La dirección de la cura y los principios de su poder” en Escritos 1, México, Siglo XXIEditores, 1984, [El lugar del analista: “es menos libre en su estrategia que ensu táctica” (p. 569).  II. ¿Cuál es el lugar de la interpretación?III. ¿Cuál es la situación actual de la transferencia?]
  • La transferencia: “un reino intermedio entre la enfermedad y la vida” (Freud, p.156). Neurosis de transferencia. Reelaboración [Durcharbeiten] de las resistencias. (Freud, págs. 156-157). Cf.: J.A. Miller, “El inconsciente en la sesión analítica” en Los usos del lapso (1999-2000), Buenos Aires, Paidós, 2004. “Reorganización semántica de los síntomas” (p. 67). “Bedeutung originaria” – “einneuerSinn” en relación a los síntomas bajo transferencia (p. 67).
  • La carta robada. – J. Lacan, El Seminario, Libro 2, El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica (1954-1955), Buenos Aires, Paidós, 1984. (Apartado: “Más allá de lo imaginario, lo simbólico, o del pequeño al gran Otro, cap. XV y XVI).

–      La relación del sujeto con la función simbólica.

 –      La carta-sujeto inicial, radical-significante puro. La carta-Inconsciente en el

circuito simbólico. Vole: que vuela. Carta objeto, inasimilable.

 –      Pasaje de la carta robada a la carta escondida, puesta aparte (scernere). Verdad escondida: “sólo en la dimensión de la verdad puede haber algo escondido” J. Lacan, p.302.

  • Inconsciente y repetición.
  • Inconsciente sujeto e inconsciente saber. El Inconsciente no es un ser. Estatuto ético del inconsciente.
  • La repetición como garante ético del fenómeno del inconsciente.
  • Temporalidad de la repetición como el goce de lo imposible: la de la primera vez. Anulación del tiempo. Cf.: J. A. Miller, “El estatuto del inconsciente” en Ob. Cit
  • Dos tiempos en la elaboración de la repetición. Freud, Lacan.

Wiederholungswangen Freud:

-Año 1914: “Recordar, repetir, elaborar”.

No hay recuerdo olvidado y reprimido, hay acción repetitiva. “Repite sin saber lo que hace”.

  • Año 1920: “Más allá del principio de placer”.La acción paradójica de las pulsiones. La reacción terapéutica negativa. Impasses de la transferencia negativa. Pulsión de muerte. Invariabilidad de la compulsión a la repetición que instaura un más allá del principio de placer.
  • Año 1955: La repetición como insistencia de la significante. J. Lacan. Cf.: “El Seminario de La carta robada” (1955) en Escritos 1 ( Cit.), págs. 5-55. El lugar de la carta como significante puro (p. 10). Dinámica de los factores simbólicos. Inercia de las impregnaciones imaginarias (p. 5). Alternancia de la presencia y la ausencia (+) / (-). El azar en la sucesión de las tiradas (diacronía) (p. 40). Función de la sintaxisen la repetición significante (p. 44).
  • Automatón Cita con un real que se escabulle. Tyché, el encuentro con lo real. Trauma, un real inasimilable. Teoría del sueño y el despertar. El objeto a minúscula en el fort-da. Cf.: J. Lacan, El Seminario, Libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. Buenos Aires, Paidós, 1986. Apartado: “El inconsciente y la repetición” (caps. II, III, IV, V).Cap. XIX: “De la interpretación a la transferencia”.
  • La repetición más allá del principio de placer. El goce masoquista. La pulsión de muerte contra la vida. La pérdida de goce. Entropía. La repetición inaugural. El rasgo unario, medio de goce, en relación al saber. El significante como aparato de goce. El plus de gozar: Mehr-lust. La marca que conmemora una irrupción de goce.   Cf.: J. Lacan, El Seminario, Libro 17, El reverso del psicoanálisis, Buenos Aires, Paidós, 1992. Cap. III, “El saber, medio de goce”. Cap. V, “El campo lacaniano”.

CLASE 7

MESA CLÍNICA DE CIERRE

 

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

CLASE 6 ¿Invadidos por letosas?

Reseña clase 6 ¿Invadidos por letosas?

Docente invitada: Marta Pagano.

Marta Pagano inicia su recorrido comentando que  Eric Laurent en su conferencia,  Lacan y los discursos,  señala la  ironía del hecho de que Lacan  en el panteón, donde están sepultados los proceres, símbolo de    la historia y  la tradición,  Lacan hable de que estamos atravesados,  invadidos por las letosas,  por los surcos de la aletofera; los objetos de la ciencia.

Nos recuerda que Freud ubicó lo imposible en los discursos al demostrar la imposibilidad de las tres  profesiones; educar, gobernar y psicoanalizar retomado por Lacan al referirse al poder de los imposibles  como  lo real del goce.

En la  conversación que Lacan tiene con los estudiantes en los escalones del Pateon, que da el título al capítulo X del Seminario 17, dada la contingencia del cierre de la facultad por el mayo francés,  se  le plantea que el discurso analítico no da lugar a los afectos a lo que Lacan va a responder ubicando el lugar de la angustia como un afecto,  la que, enseña,  no es sin objeto.

Dirá que estamos invadidos por los objetos de consumo,  no ya orientados por el nombre del padre o el ideal, y son estos objetos de consumo que producen angustia en los sujetos.  Lo que abre una puerta para el hacer del analista  ya   que estos no  podrán satisfacer al hombre. Objetos de consumo que producen plus de gozar que Lacan relaciona con la plusvalía propuesta por Marx. Producen una ganancia de placer.  Eric Laurent a esta ganancia de placer la equipara con el júbilo del bebé en el estadio del espejo al reconocer su imagen como totalidad.

El psicoanálisis  plantea  por estructura en el sujeto un objeto perdido,   imposible de recuperar. Mientras el hombre busca  objetos a través de los cuales recuperar el  goce perdido, la ciencia y el capitalismo creen en que se puede recuperar ese goce, negando la existencia de la pérdida estructural. Es lo que produce la angustia en el intento de cubrir la falta.

El goce que se recupera es el que se trabaja en análisis para encontrar un saber hacer con él, precisa la docente.  La esencia del objeto es estar perdido,  pero hay algo que se recupera; el plus de gozar, como  sucede en el chiste, en el que hay una satisfacción, que Lacan va a desarrollar y dará lugar en el Seminario 20 a la Otra satisfacción, un placer procurado por cierto levantamiento de la represión que se relaciona con el chiste pero también con la angustia, en una doble vertiente.

En el discurso universitario Lacan se dirige a los estudiantes en el lugar de los explotados. Esta posición en el discurso del amo era mas claro; el saber estaba del lado del esclavo  y dice  Lacan, vino la filosofía y el saber se construyó del lado del amo. Dando lugar al amo moderno a cuyo lado se sitúa el discurso de la ciencia,  que surge a partir de que el amo pasa a tener el saber.

Discurso de la ciencia que no es un pensamiento sino que es un hacer de manera objetivada.

 Los objetos de la ciencia antes no existían,  son objetos inventados. Son objetos que no sabemos como funcionan. La ciencia  produce objetos que son inventos,  crea objetos que antes no existían y que son excesos de goce. A estos objetos creados por la ciencia Lacan los llama letosas, surgen del vacío. La ciencia es una forma de manipular la realidad y eso son las letosas; objetos de consumo. La ousía  es la sustancia, mientras que los objetos de la ciencia son sin sustancia,  la ciencia vacía; no es ni percepción,  ni pensamiento,  ni forma,  ni sustancia.  Si tuvieran sustancia los objetos de la ciencia no serían rápidamente descartados. 

El psicoanálisis,  explica Marta Pagano, no propone saber sobre los objetos sino sobre el goce singular de cada uno, a diferencia de la época que tiende a la universalización. Seguidamente la docente describe estas categorías: lo universal incluye el para todos de la misma manera.  Lo particular contiene el fantasma que ubica el objeto en el Otro, mientras que lo singular es el goce propio de cada sujeto.

Continuando con la descripción que realiza Lacan de los objetos de la ciencia,  la docente se detiene en la precisión sobre el hecho de que la ciencia vacía el principio hembra de la naturaleza.  Toca la naturaleza por el vaciamiento de la sustancia, a partir de ahí surgen los objetos de la aletofera, es lo que queda como verdad formalizada, contabilizada, vaciada. En esta ruptura con la naturaleza se promueven los objetos.

J A. Miller ubica, el objeto a en el cenit de la sociedad moderna, tomando mayor fuerza la voz y la mirada.

Las letosas, los objetos de consumo están fuera del lazo social. El mundo creado  por letosas va produciendo un vacío de ser y establece una relación del sujeto con el objeto que produce una adhesión promovida por la ciencia. Falta de mediación con el objeto, el yo se adhiere al objeto, derivando en el afecto de angustia.

En Freud,  en Psicología de las Masas muestra  que el sujeto se identifica al ideal del yo precisando más adelante en sus elaboraciones que en el lugar del ideal se instala un objeto que produce a veces relación de masas, es lo que produce las letosas: todos detrás del objeto.

Antes de finalizar su exposición, la docente destacó que en este seminario 17, Lacan va saliendo de las elaboraciones simbólicas para introducir el objeto a y el goce. Siendo su eje la imposibilidad de saber sobre lo real del goce. Imposibilidad no  reconocida  tanto  por   la ciencia como por  el discurso del capitalismo. Ausencia de la barra de la imposibilidad que implica el punto de impotencia, sujetos consumidores/ consumidos, ligados. El sujeto ya no está orientado por el S1. S1 que cayó en el poderío del yo, dando como efecto la arrancia y la deslocalización, describe. En la época en el  lugar del sujeto y el saber del inconsciente encontramos identificaciones lábiles por un lado, rígidas por el otro.

Respecto a los  discursos, precisa que estos son modos de tratar el goce y de lazo social. El discurso del amo instala la ley, el amo antiguo  orientaba, instalaba un orden.   El discurso de la histérica con el síntoma  busca un saber  sobre lo femenino que supone que el padre lo tiene. El  discurso universitario instala la burocracia.  Lacan va a decir que los estudiantes con la revolución están buscando un amo y encontrarán un amo moderno en el discurso de la ciencia.

El discurso del  analista por su parte instala el objeto causa de deseo.  Propicia la singularidad vía el amor de trasferencia. El psicoanálisis propone un reverso,  un uso más digno del S1; ni el que comanda la vociferación ni el que es usado cínicamente,  sino un uso singular de este.

 La clase concluye puntualizando que todo sujeto primero es objeto,  y que un  análisis lleva a reconocer que objeto se fué   para el Otro, que se puede hacer con esa localización de goce, algo se podrá hacer,  quedando un resto,  un resto fecundo diferente de las letosas que es resto desechable. Luego tuvo lugar un espacio para las preguntas y comentarios.


Ciudalitica | 2023 

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

El psicoanálisis en las instituciones, hoy.

El psicoanálisis en las instituciones, hoy.

MESA DE CONVERSACIÓN: “El psicoanálisis en las instituciones, hoy»

Inés Contreras

J.A. Miller, en el texto El banquete de los analistas nos dice:.. “no se trata de transmitir el psicoanálisis sólo entre psicoanalistas sino precisamente a aquellos que no lo son”.

Este año trabajamos en nuestro CID el Seminario XVII, El reverso del psicoanálisis, donde Jacques Lacan formaliza los discursos y ahí lo llama la “estructura del discurso”, diferenciándose de la lingüística o retórica ya que le agrega la función de broche con el goce. Esta presencia del goce es el dato esencial e inseparable de toda experiencia humana y que el psicoanálisis nos enseña a reconocer. Entonces para Lacan un vínculo social está lejos de ser sólo una simple sucesión de enunciados, ya que está presente el goce o sea una satisfacción….un modo de satisfacción singular, que leemos en cada estructura discursiva. No hay discurso que no sea del goce. Lacan desarrolla cuatro discursos: discurso del amo, discurso histérico, discurso universitario y discurso del analista. Desde el psicoanálisis, el nacimiento del sujeto se da por la palabra, lo simbólico va ordenando lo imaginario, inscribiendo así su lugar. Decimos entonces el sujeto es efecto de discurso.

Cuando decidimos trabajar en instituciones sabemos que ingresamos acorde a la profesión que cada uno trae, sería entonces como psicólogos, enfermeros, médicos, trabajadores sociales, etc., pero esto no impide que cualquiera de los ingresantes decida con su deseo instituir el dispositivo de la escucha y la creación del acto analítico, si se trata de un practicante del psicoanálisis.

¿De qué modo interviene un analista? “nuestra vía no es la de etiquetar, sino la de singularizar…sin olvidar que existen los tipos clínicos” (1) la vía es entonces la lectura y el análisis del lazo social que se sostiene en una estructura discursiva. Intentamos no ocupar el lugar del amo, sin provocar guerras en las diferentes clínicas y en vez de un saber universal, hay un saber que se va extrayendo de la experiencia analítica cada vez. Entendemos que la transferencia de trabajo no se produce de uno para todos sino como lazo uno a uno.

Bibliografía:

1-Laurent, E. “La despatologización neuro del autismo y la nuestra” en Lacaniana 32.Bs.As.Eol 2022.

Interpretación de la Demanda de Transferencia

Mariana Alustiza

“En la práctica institucional, el advenimiento de un analista que modifique la demanda de curación y haga emerger el nivel implícito de la misma, posibilita la aparición del sujeto, representado por su síntoma, permitiéndole abrirse a la significación de la verdad del goce que subyace en el.” (1)

En el lugar donde desarrollé mi práctica, mi labor consta tanto de entrevistas iniciales a nuevos concurrentes, coordinación del equipo terapéutico y abordaje individual. Me centraré en las entrevistas iniciales; destinadas a jóvenes y adultos con Discapacidad Mental que hayan concluido su escolaridad especial o la formación laboral, que por alguna razón diagnóstica no puedan ser incorporados al sistema. Los mismos llegan a partir de los 14 años, por derivación o solicitud particular, estas entrevistas de admisión son realizadas por el médico psiquiatra o psicólogo. En primer lugar, se sabe previamente que ese alguien que llega ya porta consigo (en muchos casos, incluso sin saberlo), una transferencia hacia la institución. Ernesto Sinatra en su libro Las entrevistas preliminares y su entrada en análisis nos dice que puede tratarse de la transferencia a una institución psicoanalítica. Pero que hay algo más a considerar en la transferencia que, simplemente, “un depósito imaginario” (2).  Existe un pivote que va más allá de los fenómenos imaginarios que la transferencia suscita al que lacan llamó SSS y J. A Miller “el pivote transfenoménico de la cura” (es decir aquello que soporta la eficacia simbólica de la transferencia). La función simbólica de la transferencia entendida como sujeto supuesto saber no está, necesariamente ubicada en el analista. Y en este caso está localizada en la institución.

Al realizar la entrevista inicial me permito diferenciar las transferencias imaginarias a la institución y al equipo tratante, de la transferencia como la instalación del sujeto supuesto saber operador. En las entrevistas iniciales los pacientes que llegan son derivados de diversas instituciones con una demanda explícita de no adaptación o exclusión, siendo en algunos casos la institución el lugar previo a la internación.

Alegando al proyecto institucional, el mismo se basa en que para la concurrencia de los pacientes a la institución su estabilización es fundamental, y en caso de descompensación o urgencia se realiza una derivación a su médico de cabecera. Paradójicamente la gran mayoría de pacientes que concurren a la institución se encuentran desestabilizados. Trabajar con ese real convierte a la institución en un marco, que puede servir de suplencia para esta desestabilización, funcionando como un refugio simbólico para alojar determinados síntomas. “El lugar pre-interpreta”, quiere decir que determina al analista y determina a los analizantes. La Institución es nombrada implícitamente como el lugar para alojar a aquellos pacientes rechazados de otras instituciones ya sea por su condición de gravedad o desestabilización. El Acto analítico, (acto de interpretar la demanda), no puede normalizarse, porque no se puede anticipar los efectos sino por el contrario, lograr hacer en primera persona, con su propio estilo, asumiendo la responsabilidad de cada encuentro. Responder a una demanda social de asistencia desde salud mental es posiblemente el inicio que marca una serie de procedimientos que la institución protocoliza como tal, ya que la institución se presta a ser investida libidinalmente a un uso. Esa posición de apertura es, por otra parte, solidaria de la pasión de la ignorancia, única que según Lacan es congruente con el deseo del analista, en cuanto hace lugar a una falta fecunda. Donar la propia ignorancia, volverla operativa, es entonces una posición que el analista interpreta como tal. Esta función es hacer lugar a que el saber, que inicialmente está en el Otro, y que se va escribiendo luego en el campo de la transferencia, pase al sujeto. El deseo del analista apunta a que en el campo de la transferencia se escriba ante lo real una respuesta inédita. Se trata entonces de pensar la especificidad de ese campo para cada condición de estructura. Y, por supuesto, es una función que sólo podrá hacer quien haya pasado por la experiencia de un análisis.

En nuestra práctica institucional no aplicamos el dispositivo del psicoanálisis, nos servimos del saber expuesto por el psicoanálisis para orientarnos en nuestra práctica. La transferencia institucional trabaja con la premisa de que el psicoanálisis no es una ciencia, sino que va tomar lo que la ciencia rechaza. El saber que viene del psicoanálisis nos permite inventar un lugar que produzca respuestas a las preguntas que la estructura nos trae, lo cual no podría darse sin antes trabajar la transferencia.

Bibliografía:

(1) COLOFON, boletín de la federación internacional de bibliotecas del campo freudiano. “Elementos para una epistemología del trabajo institucional” 2003.

(2) Sinatra, Ernesto S, “Las entrevistas preliminares y la entrada en análisis”, Buenos Aires: colegio epistemológico y experimental, 2010 Texto basado en dos clases dictadas los Hospitales “J. M. Ramos Mejía” y “Braulio A. Moyano”, Ciudad de Buenos Aires, los días 13.III y 5.VI.2014. Gabriel Bellucci es psicoanalista, profesor regular de la Universidad Favaloro y UCES, docente regular UBA, supervisor de los hospitales “José T. Borda”, “Braulio A. Moyano”, “J. M. Ramos Mejía” y CSM N° 1 (CABA), Hospital “Eva Perón” (San Martín), Residencia PRIM (Hurlingham) y Clínica Ducont (Ramos Mejía). Correspondencia.

 

HABITAR UNA INSTITUCIÓN ESCOLAR

María de los Ángeles Amestegui

¿Por qué empezar el presente trabajo con un verbo así… habitar…? Lo voy a desarrollar más adelante.

Luego de la jubilación del directivo ocurre una contingencia, la muerte trágica del vicedirector (única autoridad que tenía la institución) en horario de trabajo. Esta contingencia sume a la institución en un silencio gozoso frente a esta falta. Desde las autoridades superiores la respuesta recibida es nombrar un encargado de dirección. El Reglamento General de Escuelas señala que el director será el responsable de la marcha general de la escuela. De ahí la importancia que esa función esté operando.

¿Qué pasa entonces en esta institución con esa función ausente? El resto de los actores institucionales quedan expuestos a mandatos muchas veces insensatos, sin fundamento legal, que generan angustia y desorientación en las tareas, en nombre de “la escuela tiene que marchar”. ¿Marchar a dónde? Sin la función ni la ley orientando, el camino a recorrer es el del estrago generalizado. Estrago en relación a ser un… “producto tan consumible como los otros”. Como plantea E. Sinatra, el verdadero síntoma social que caracteriza a la vida contemporánea del discurso capitalista es que los individuos son el verdadero objeto del consumo.  El pseudo discurso capitalista produce modificaciones del lazo social a ritmo de vértigo. Se han fracturado los dispositivos tradicionales de las relaciones de los individuos con el Estado -otrora protector regido ahora por el par costo-beneficio. El amo moderno a decir de Lacan es el llamado capitalista, “porque el discurso capitalista es una pequeña inversión (del discurso del Amo) simplemente entre el S1 y el $ es suficiente para que esto marche sobre ruedas, pero justamente marcha demasiado rápido, se consuma, se consuma tan bien que se consume”.  Nos consume y desecha.

Cuando Lacan presenta en la Conferencia de Milán al discurso capitalista lo hace para alertarnos sobre una variación con relación al goce que se ha producido. Hay una acumulación del mismo sin sentido.  Tiene como característica principal el rechazo de la castración, rasgo decisivo de la subjetividad posmoderna, rasgo que fundamenta la modalidad discursiva del capitalismo: “para ti, todo es posible” a costa de tu vida.

Entonces ¿Qué hacer desde la Orientación Lacaniana en la institución? Lo que hemos hallado como solución (temporal seguramente) es el Trabajo con Otros apelando a las leyes vigentes operando como corte de goce. Así la falta que está instaurada en la institución sostendrá la hiancia fundamental… no-todo se puede.

Y de esta manera, habitar la institución mediante una actividad comunitaria y artesanal la volverá vivificante cada vez y para cada uno.

Bibliografía

Seminario XVII El Reverso del Psicoanálisis. Jacques Lacan.

Presentación del tema del IX° Congreso de la AMP por Jacques-Alain Miller Lo real en el siglo XXI

Du discours psychanalytique – 12 mai 1972 – à l’ Université de Milan. Jacques Lacan.  Ecole Lacanienne de Psychanalyse (Francia) 

El toxicómano es un sin-vergüenza. Ernesto Sinatra – http://www.eol.org.ar/virtualia/ 3 #17 Enero/ Febrero – 2008                               

Cuando S1 solo impera. Walter Leone.https:// Antroposmoderno.comHabitar: Una condición exclusivamente humana. Juan José Cuervo Calle. ICONOFACTO. 2008.

Hacer existir el psicoanálisis en el hospital, volverse útil

Agustina Luque

 Los inicios de mi práctica hospitalaria sucedieron en tiempos difíciles, cuando fui convocada a ingresar al equipo interdisciplinario de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Mama Antula, creado para responder a la emergencia sanitaria causada por la pandemia de COVID-19.

Qué hago aquí, qué es posible hacer con el psicoanálisis en una terapia intensiva como esta, son algunas de las preguntas que se me presentaron, una respuesta se fue armando a partir del deseo del analista y del primado de la práctica.  

Las instituciones hospitalarias claramente no son ciudades analíticas, en el hospital trabajamos entre varios, el analista es ahí uno/a entre otros/s y a la vez éxtimo. Considero esto como el desafío y la riqueza de trabajar en una institución. 

Hacer existir el discurso y la práctica analítica es siempre un trabajo, no está asegurado de antemano, ni en los consultorios ni en los hospitales. Hoy más que nunca, en épocas de rechazo al inconsciente, de tan poco amor al saber del que es capaz el inconsciente, requiere de docilidad y esfuerzo, de ingeniárselas para volverse útil, para convertirse en ese objeto maleable, dúctil, que se espera en el lugar del analista. 

El dispositivo analítico es siempre una invención, claramente no es un invento ex-nihilo. Se orienta en una doctrina y una ética y se sostiene en el deseo del analista, que puede entenderse como el deseo decidido por captar y hacer lugar a lo más singular en cada quien, a lo real que anida en el síntoma. Estar advertido y orientarse por lo real, estar disponible para ofrecerse a la transferencia, no es solo producto de la formación epistémica sino, sobre todo, del propio análisis. 

Por su lado las instituciones hospitalarias, históricamente ordenadas bajo la lógica del discurso del amo, están hoy fuertemente comandadas por el pseudo-discurso capitalista. Se trata entonces del discurso médico supeditado a la técnica cada vez más sofisticada, ambos trabajan hoy para que eso, no solo marche, sino que lo haga sin fallas, sin fisuras, ni imposibles. No es menor recordar que le debemos a eso muchas vidas, sobre todo pensando en instituciones como las del hospital en el que trabajo, donde se internaron cientos de pacientes graves y críticos. 

Foucault[i] propuso en sus estudios sobre biopolítica y biopoder que el imperativo a “hacer vivir”, comanda el modo actual de ejercer el poder.  E. Laurent[ii] volvió sobre esto para mostrar su reverso. 

Lo que el psicoanálisis nos enseña y su práctica no para de demostrar es que, por supuesto, eso no marcha, al menos casi nunca del todo bien y otras fracasa de manera estrepitosa.  En ambos casos somos convocados a intervenir, no los psicoanalistas sino los psicólogos que trabajamos en los hospitales.

Generalmente se nos demanda disolver rápidamente la falla, el impedimento; el síntoma no como un hecho de discurso ni como tratamiento de lo real, sino como trastorno. Se nos solicita hacer que las cosas funcionen, que los pacientes respondan, colaboren con el tratamiento médico, que no lloren o que duerman, que eso desaparezca lo más rápido posible. 

Lacan, define lo real de varias maneras a lo largo de su enseñanza, en La tercera, conferencia que pronuncia en Roma, lo define como obstáculo incesante:

“Lo real es justamente lo que no anda, el palo en la rueda – más aún, lo que no cesa de repetirse para entorpecer esa marcha”[iii]

Somos convocados a intervenir porque lo real irrumpe y hace obstáculo en las instituciones, angustiando a pacientes y profesionales. Hace fracasar el para todos de los protocolos y predicciones y el ideal biomédico y biopolítico de la salud y la normalización.

Pero el real que anida en el síntoma no solo hace naufragar al imperativo médico y toda idea de tendencia a la homeostasis, sino también puede hacerle la vida imposible a quien lo padece, hacer de la vida una experiencia insoportable, conducir a lo peor.

Por ese penar de más, por ese insoportable y por ninguna otra razón, se justifica nuestra práctica, que intenta incidir sobre ese exceso, no para eliminarlo, lo que sería además de necio, imposible; sino para darle un tratamiento, para volverlo otra cosa, encontrarle un nuevo uso. Se trata de una solución que no conduce a la ciega eliminación del síntoma, sino a un trabajo arduo de localización y rectificación del goce en juego, que solo es posible sostenido en ese lazo amoroso que llamamos transferencia.

Quizás convenga no olvidar que el analista es ahí un partenaire vivo y disponible, que se ofrece a ser el objeto que convenga, no solo al paciente y su familia, sino también al equipo con el que trabaja y que esta es una apuesta cada vez, caso por caso y sin garantías.

Bibliografía:

[i] Foucault, M. Historia de la sexualidad I: la voluntad de saber, Siglo XXI editores, Buenos Aires, 2016

[ii] Laurent, E. El reverso de la biopolítica, Grama Ediciones, Buenos Aires, 2016.

[iii] Lacan, J. (1974), La tercera, revista Lacaniana nro. 18, pág. 14, Grama Ediciones, Buenos Aires, 2015. 

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

Hostilidad.

Hostilidad.

9 de noviembre, 2023

Por Francisco E. Ruiz.*

Agradecemos la oportunidad que nos brinda ZADIG La patria del síntoma de poder expresar nuestra visión sobre la situación actual de Argentina. El psicoanálisis es llamado, en parte también por las consignas de J-A. Miller, a decir algo sobre las inminentes elecciones, donde uno de los candidatos se muestra con una motosierra en mano anunciando exterminar al kirchnerismo, extraña forma de querer ser presidente elegido democráticamente.

Recurri al Malestar en la cultura (1929) de Freud, y me encontré con un pasaje que tiene directa relación con lo actual:

“Cuando en una comunidad humana se agita el ímpetu libertario puede tratarse de una rebelión contra alguna injusticia establecida, favoreciendo así un nuevo progreso de la cultura y no dejando, por tanto, de ser compatible con esta; pero también, puede surgir del resto de la personalidad primitiva que aún no ha sido dominado por la cultura, constituyendo entonces el fundamento de una hostilidad contra la misma. Por consiguiente, el anhelo de libertad se dirige contra determinadas formas y exigencias de la cultura, o bien contra esta en general”

En esa simbología de la motosierra y en tantas barbaridades más dichas por este candidato se expresa quizás esta hostilidad de la que habla Freud, y la cuestión de la destrucción del Otro, de la que habla Lacan.

*Francisco E. Ruiz es AP integrante del CID Santiago del Estero.

Imagen de la publicación original, extraída de https://lapatriadelsinthoma.wordpress.com/2023/11/09/hostilidad/ 

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

No: Acción lacaniana.

No: Acción lacaniana.

27 de agosto, 2023

Por Marita Salgado*

El tiempo que nos atraviesa es el de la banalidad del mal, en el que la pulsión de

muerte viene haciendo su trabajo silenciosamente desde lo social y político en nuestro país,

dando lugar al mal encuentro con un resultado electoral inesperado, pero quizá previsible.

Es desde la ética de las consecuencias que urge ir contra las irrupciones de un vozarrón

desenfrenado, que intenta hacer estallar el discurso, en el que el lazo social

está sostenido por el inconciente que es la política. Lazo social pluralizado es posible sólo en la democracia,

la forma totalitaria no permite tal pluralización, cuestionando además la posibilidad del psicoanálisis.

La acción lacaniana es la consecuencia del acto analítico en el registro del lazo social,

Miller nos orienta, “Se plantea la pregunta de saber qué puede tener lugar,

al lado del acto psicoanalítico, como acción psicoanalítica o …como acción lacaniana,

 que da en la sociedad al acto psicoanalítico las consecuencias que puede tener”.

Reivindicando la política, que es la política del síntoma, a través de la acción lacaniana,

será posible un No a la tierra arrasada de la banalidad del mal.

*Marita Salgado es psicoanalista en Buenos Aires. Miembro de la Asociación mundial de Psicoanálisis. Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana.

Fotografía seleccionada por el editor del blog.

Extraído de https://lapatriadelsinthoma.wordpress.com/2023/08/27/no-accion-lacaniana/ 

 

 

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

Acerca del film “Good luck to you, Leo Grande”.

Acerca del film “Good luck to you, Leo Grande”.

Marita Salgado

Algunas puntualizaciones de Lacan nos orientan en el comentario de este film.

“El significante no está hecho para las relaciones sexuales. Desde el momento en que el ser humano habla, estamos perdidos, se acabó la perfección armónica de la copulación.” Dado que la pulsión no es el instinto, sino el rodeo, el trayecto zigzagueante, que es la base del malentendido que constituyen  en la experiencia humana las relaciones sexuales,[1].

El film muestra el desencuentro, el malentendido que se produce a partir de lo real del sexo en la época, en la era marcada por internet y las Redes sociales. La oferta de objetos listos para ser usados que la web ofrece para ser consumidos por los sujetos a su vez consumidos también por los objetos. Mostrando a su vez, la posibilidad de un encuentro.

Si nos vamos interiorizando en su trama descubrimos los personajes y la trama de sus vidas.

La mujer protagonizada por Emma Thompson, marcada por una posición de rechazo del inconciente y por lo tanto de su deseo, encarnando una posición de renuncia pulsional , con su consecuencia de una moral acentuada.

Tomada por las Sagradas Escrituras por la filosofía de San Agustin, que habiendo renunciado al amor y a la concupiscencia es llevado a la fe luego de renunciar al maniqueísmo.

Esta mujer se decide a buscar en internet la posibilidad de un encuentro sexual, despojado de afecto, -quizá sus lazos anteriores,  su formalidad matrimonial y hasta su maternidad lo habían sido también-. Quiere, busca, un encuentro con un hombre joven, con un cuerpo firme y musculoso intento quizá incestuoso.

Sus nombres inventados develan el pathos de cada uno, su división subjetiva. Ella en su intento de saberlo todo averigua, también en internet el verdadero nombre de él, provocando su angustia, su división, develando la historia de Leo Grande, respecto del rechazo materno.

Este relato de Leo Grande, protagonizado por Daryl Mc Cormack, muestra además su fijación respecto de la mirada materna de una escena adolescente erótica, su congelamiento respecto de la elección de Leo de su oficio: un objeto sexual ofrecido al mercado. Ella pregunta, por la vida de él, especialmente respecto de su madre, no se separa de una posición materna, siendo quizá esa posición la causa de la inhibición sexual en la que sumió su vida.

Ella soporta y soportó su frigidez estoicamente dice que no le interesa el orgasmo, sino la experiencia sexual para la cual realiza una lista de actividades. Es posible pensar respecto de su rechazo del Inconciente y consecuentemente de la castración, agujero que reviste de moral y religión teniendo como efecto el cercenamiento de su deseo.

Es posible además pensar el film desde “no hay relación sexual”, ¿no es acaso que el personaje femenino hace existir la relación sexual en el relato de su vida matrimonial? Hacer existir lo que no existe, parece haber sido su recorrido en la vida, en un intento de prescindir del cuerpo.

Leo, sostiene una posición de objeto del Otro, él se adapta a las fantasías sexuales de cada partenaire ocasional que lo requiera y asi lo relata, hasta que se divide como sujeto en su angustia.

Se ubica como semblante de objeto del fantasma de cada partenaire que lo contrate, pago, por adelantado mediante, siendo quizá el pago mismo el que lo enmarca en el orden fálico en la época actual.

Una escansión, en el film, es el encuentro con una ex-alumna de ella a quien denigra de algún modo y ésta le replica el maltrato moral que ella les propinaba cuando era su profesora, repentinamente cambia de posición, revela la relación con Leo y se disculpa por sus admoniciones morales pasadas.

Es posible pensar en la cárcel fantasmática en la que transcurría la vida sexual de ella, cárcel que intentó abrir con la llave de internet, encontrando a Leo Grande y un goce inédito. Leo por su parte permaneció a partir de un encuentro Traumático con la mirada materna encuadrado en el fantasma de ser objeto del goce del Otro.

Esta mujer que se sostenía en el goce fálico fuera del cuerpo, en el empuje al todo teñido de moral superyoica, accede a un encuentro con un goce inédito en el cuerpo más allá del partenaire sexual que le había realizado un recorrido por su lista de sus actividades sexuales que se había confeccionado minuciosamente. Accede en su cuerpo a un goce desconocido, sola, reconociéndolo además en el espejo.

El encuentro, mas allá de internet, no fue para cada uno sin consecuencias.

[1] Lacan, J., El Seminario, Libro 17, El Reverso del psicoanálisis, 1992, Buenos Aires, Paidos, p.34

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

La erosión política.

La erosión política. Los significados del voto.

                                                                                                                                                                                                                        17 de agosto de 2023

Por Silvia Ons.*

A raíz del ascenso de Milei comprobado en las PASO 2023, recordé a Hannah Arendt cuando se refiere a que, allí donde crece el desierto, de sus mismas arenas se nutre el totalitarismo. Es que ese ascenso es índice del desfallecimiento del discurso político como un discurso eficaz para que los ciudadanos se sientan allí representados. Arendt nos advierte del peligro de los espacios desérticos, así como Lacan nos dice que no hay nada más peligroso que acercarse a un agujero. Me refiero fundamentalmente a ese páramo resultante del abismo entre las palabras y las “cosas” señalado por Miller bajo el nombre de un “impasse ético” . Esa distancia creciente entre las palabras y la cruda realidad de todos los días, sensible para todos, genera un fenómeno de increencia respecto a la clase política. Comparo el entusiasmo de antaño en las votaciones guiadas por las preferencias electorales, con el desánimo actual donde, en lugar de ese fervor, prima la idea de votar al “mal menor”.

 
 

Hay una crisis en el sistema de representatividad, la configuración política está fragmentada y si no hubo rebelión social como en 1989 y 2001 ello no solo se debió a que las políticas asistenciales cumplieron un rol de contención social eficaz, sino a un desánimo generalizado de pasiones tristes. Un país apagado, desesperanzado, es aquel en el que surge Milei como quien acoge esa violencia melancólica, como quien hace despertar los aspectos más pulsionales allí donde fallan las respuestas a nivel político.

Lacan señala la importancia de la imagen en muchos líderes totalitarios que tanto más se imponen cuando recrudecen los vacíos. El rostro de Milei enfurecido, su pelo irreverente y desprolijo, su perfil incorrecto, su mirada celeste evocadora de pureza, su llamado a una libertad ilimitada, ha dado expresión a una multitud de jóvenes y pobres con la promesa de un futuro. ¿Fue una orientación partidaria quien votó a Milei? ¿Acaso la respuesta es decir que se trató de aquellos orientados por la ultraderecha? No lo creo, al menos no la de todos, ya que más bien considero que la orientación no fue partidaria sino guiada por el “puñal”, es decir por una pulsión desembozada que emerge ante el vacío de la representación, sabemos desde Freud que cuando lo pulsional no tiene representación que lo aloje, emerge de manera desembozada. ¿No puede aplicarse esta idea a la política? Tomo la palabra “puñal” de un artículo de José Natanson referido al golpe Milei en el sistema social que oportunamente me acercó Inés Sotelo.

 

Vayamos a la notable caracterización de esas multitudes, hecha por Le Bon y tomada por Freud sin antes mencionar como gran antecedente de estas organizaciones a San Agustín. Freud se refiere a las identificaciones horizontales entre los sujetos mantenidas por un ideal común. En la masa desaparecen las adquisiciones de los individuos y, por lo tanto, su peculiaridad, lo heterogéneo se hunde en lo homogéneo, por el hecho del número el individuo adquiere un sentimiento de potencia invencible que le permite entregarse a pulsiones que, de estar solo hubiese sujetado esfumándose así el sentimiento de responsabilidad, el contagio y la sugestión se unen con la merma de rendimiento intelectual experimentada a raíz de la fusión con la multitud.

 

Freud explica la sugestión por la hipnosis, resultante del vínculo con el conductor que representa al ideal del yo de donde se derivan los efectos de credulidad de los individuos junto con la falta de sentido crítico deviniendo así influenciables. A juicio de Mc Dougall, los afectos de los hombres difícilmente alcancen bajo otras condiciones la intensidad a que pueden llegar dentro de la masa, los miembros se entregan a sus pulsiones sin barreras perdiendo el sentimiento de individualidad. La compulsión automática (Zwang) se vuelve tanto más fuerte cuantas más son las personas en que se nota el mismo afecto:

 

“Entonces se acalla la crítica del individuo, y él se deja deslizar hacia idéntico afecto. Pero con ello aumenta la excitación de esos otros que habían influido sobre él, y de tal suerte se acrecienta la carga afectiva (Affektladung) de los individuos. Es innegable: opera allí algo así como una compulsión a hacer lo mismo que los otros, a ponerse en consonancia con los muchos. Las nociones afectivas más groseras y simples son las que tienen las mayores probabilidades de difundirse de tal modo en una masa”.

Cabe destacar que estos fenómenos son típicos de las masas no organizadas: excitables, impulsivas, apasionadas, inclinadas a acciones extremas, sin conciencia de sí… Las organizadas son aquellas que perviven por haber procurado a las masas aquellas propiedades que eran características del individuo y que se le borraron por la formación de tales multitudes. En definitiva: hay masas y masas, esta, la de Milei, es la orientada por un puñal. El gran peligro de esta crisis de la representatividad es la emergencia de los aspectos más bestiales: racismo, el odio, la vulgaridad cuando la política es erosionada y la mirada “celeste” vira no hacia el cielo sino hacia la ultraderecha. Vale aquí la definición de Hannah Arendt de la política como juicio estético, su fracaso es la irrupción de dichos aspectos.

*Silvia Ons es analista Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana y la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Escritora.

Notas:

[1] Miller, J. A. y Laurent, E., El Otro que no existe y sus comités de ética, trad. Nora González, Bs. As., Paidós, 2005, pp. 9-29. 

[2] https://www.eldiplo.org/notas-web

[3] San Agustín, Ciudad de Dios, Madrid: Editorial Gredos.

[4] Freud, S., “Psicologia de lasmasas y análisisdelyo”, Obras Completas, T. XXIV Bs. As., Amorrortueditores.,1976p.80

Artículo extraído de https://www.pagina12.com.ar/579441-la-erosion-politica

Imagen de la publicación: Jorge Larrosa

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

Cada uno a su cuenta y riesgo.

Cada uno a su cuenta y riesgo.

                                                                                                                                                                                                                                     22 de agosto, 2023

Por Alejandra Glaze*

Después de las PASO en Argentina el último 13 de agosto, y el cimbronazo que implicó saber que gran parte de nuestro pueblo parece elegir para sí mismo la servidumbre voluntaria, me puse a pensar en lo que desde el psicoanálisis podemos aportar.

Dejando atrás el patriarcado, está clarísimo que estamos en una época de precariedad en los lazos sociales, que empuja muchas veces a la idea de una supuesta libertad, produciendo nuevas formas de existencia y nuevos fenómenos sociales, como un empuje a liberarse de eso que cae sobre el sujeto a la manera de una palabra que enferma, parasitaria.

De esto dan cuenta también los nuevos LIBERTARIOS, un extremo liberalismo basado en la idea de una libertad sin ataduras al otro, incluso sin responsabilidad social, y que rechaza la política, muy lejos del liberalismo que se basaba en las libertades individuales, fundamental en la caída de los absolutismos y que constituyó ciudadanos con derecho a una autoridad política por consenso. La propuesta de los libertarios es que se debe dejar al sujeto “libre” a sus contingencias, cada uno a su cuenta y riesgo. Es decir, algo del orden de un mundo sin Otro en una meritocracia llevada al extremo, lo que se traduce en una violencia de tono reivindicativo que no llega a tomar la forma de un llamado al Otro, sino que es su denuncia.

Viéndolo desde este lado, las palabras AUTODETERMINACION y LIBERTAD se convierten de este modo en sinónimos de LOCURA.

*Psicoanalista. Miembro de la AMP (EOL).

Artículo extraído de https://zadigespana.com/2023/08/22/cada-uno-a-su-cuenta-y-riesgo/

Email
Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero

La odisea de las democracias.

La odisea de las democracias.

Por Hilda Vittar*

A 40 años de la recuperación del sistema democrático en Argentina, algunas cosas hemos aprendido y otras aún nos faltan.

  • La democracia es necesaria para hacer la vida vivible. Sin embargo, no podemos soslayar la pregunta sobre cuáles son las formas democráticas viables en este siglo, en este mundo, con nuevos actores, que, como subrayábamos en otro texto, no todos son humanos, IA, internet y sus algoritmos etc etc.
  • La democracia no nos soluciona todos los problemas, pero sin ella la ley de la selva será lo que se imponga.
  • La democracia no se obtiene de una vez y para siempre. No está garantizada. Sostenerla es un compromiso constante y reinventarla cada vez es un desafío.
  • La democracia produce malestares, nos confronta con lo imposible, con lo ingobernable. Leer sus síntomas nos permite tratarlos.

                                 El canto de las sirenas o el poder sugestivo de la voz

La mitología nos habla del camino difícil de la vuelta a casa de Ulises después de vencer en la guerra de Troya. Pasó por múltiples dificultades, pero particularmente había una que había hecho zozobrar navíos y morir ahogados a sus marineros, se trataba del poder hechizante de la voz de las sirenas, que envolviéndolos en seductores cantos los llevaba a la muerte.

Debemos advertir el peligro de dejarnos seducir por falsas promesas o incitaciones ilusorias. Pero ¿cómo hacerlo? Ulises debió tapar los oídos de sus marineros y él, que no resistió a experimentar tan tentadora atracción, pidió ser atado para no dejarse aspirar por ese abismo.

¿Y nosotros? ¿Cómo romper el hechizo de esa voz que nos impide escuchar lo que dice para solo escuchar lo que queremos oír? La voz del mercado, la voz del superyó, la voz del líder mesiánico, ejerce un poder hipnótico, se disfraza con mucha astucia con las máscaras que más nos fascinan, ya lo hemos vivido y cuando la burbuja se rompe ya es tarde.

Quizás podamos sostener un ¨contra canto¨ que rompa el hechizo de la pulsión de muerte que siempre anida en nosotros, la podemos detectar en sin fin de pequeños detalles, pero que en algunas circunstancias se desboca y nos empuja a lo peor.

Abiertos a la contingencia y con el coraje para hacer del instante de ver un principio de acción es la brújula con la que nos movemos.

*Hilda Vittar es psicoanalista en Córdoba. Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis . AME de la Escuela de la Orientación Lacaniana. Participante de La patria del sinthoma.

Artículo extraído de https://lapatriadelsinthoma.wordpress.com/2023/08/19/la-odisea-de-las-democracias/

Email
Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Ciudalitica | 2023

Sitio virtual de publicaciones del CID Santiago del Estero