Reseña Clase 7: "Los cuatro conceptos fundamentales".

La docente inició su clase con un breve repaso de los acontecimientos que enmarcan el dictado de este seminario: Lacan fue excomulgado de la IPA luego de haber dictado diez seminarios orientados a la formación de analistas. Lacan nombra esta expulsión como una “excomunión” semejante a la que ocurrió con Spinoza. El seminario XI se establece en cierto modo como continuidad de aquel “Seminario inexistente” que quedó interrumpido por la excomunión. Las clases se desarrollan en la Facultad de Derecho de la Escuela Normal Superior de París, con un público heterogéneo, donde se destacan personalidades de la filosofía política como Althusser y Miller. La disertación de Susana Amado se detuvo especialmente en el capítulo XX y el epílogo de este Seminario. Allí Lacan contrapone los preceptos de la IPA a la centralidad de volver a los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis: inconsciente, repetición, transferencia, pulsión, en ese orden. Se partió de una pregunta: ¿qué orden de verdad rige nuestra práctica? La respuesta está en Lacan, es sostener los cuatro conceptos antes mencionados. Asimismo, ante el cuestionamiento ¿qué razones sostienen nuestra práctica? Lacan va a responder hablando de la impostura. Esa pregunta inicia otra. ¿Cómo asegurarnos que no estamos en la impostura? ¿De qué impostura se trata? Este Seminario es una respuesta y el objeto a, que va a poner en el centro, es su invención. Impostura que se encuentra en relación con los rituales y estándares que sostenía IPA, tales como la identificación al analista, la predeterminación del tiempo de sesión de 50’, la rigurosidad y el privilegio del saber. Lacan vincula la impostura con la religión y la ciencia. Esta “didáctica” que sostenía la IPA remite para Lacan a una religión. El psicoanálisis no es una religión, ni una ciencia. Pues, la primera pone el acento en el olvido (no en el deseo). Sustancia el ser del sujeto dándole la posibilidad de una subsistencia. En la religión no alcanza con una sola inscripción (bautismo) para creer, sino que requiere una reconfirmación del pacto (sacramentos). La segunda, la ciencia, sostiene la impostura de un sujeto ligado al saber, planteando una relación al saber por medio de un objeto cognoscible y de un conocimiento científico, intentando de este modo una adecuación con respecto al objeto (a). Sin embargo, el psicoanálisis nos advierte que eso falla siempre. El real de la ciencia tiene una ley, un saber. En el psicoanálisis el real es sin ley, y fuera de todo sentido y saber posible. Cabe destacar que Lacan en el Seminario XI plantea la constitución del sujeto a partir de las operaciones de Alienación / Separación, que matematiza bajo $ losange a. El a es el objeto extraído del campo del Otro. Implica una separación entre demanda y pulsión introduciendo una diferencia absoluta. En esta línea, Lacan ubica la transferencia más del lado de la pulsión. No se trata de la identificación con el analista, como final de análisis, ni de su liquidación. Se orienta de una manera distinta. El sujeto supone un saber al analista, respecto de su padecimiento. ¿Por qué luego de que el sujeto logra un saber sobre su padecer debe liquidar su identificación? O bien, ¿se trata de pasar de la suposición de un saber en el Otro, de Otro sin barra, a un saber en su propio campo respecto de su propia barra? Se trata de deponer los objetos del campo del Otro: mirada y voz. Cuando eso no sucede, la demanda retorna y realiza su recorrido. En contraposición de la IPA, que plantea que la transferencia está ligada a la repetición. No basta con que el analista sirva de soporte a la función de Tiresias, es preciso que el analista “tenga tetas”, es decir, que se ofrezca para que algo a partir de su lugar se escriba en relación con el objeto. Allí el analista se orienta por el objeto. En efecto, cuando en esa ficción organizada que es el fantasma algo estalla, la angustia como angustia productiva orientará hacia ese objeto. Esto es, ¿qué cosa orienta respecto de la angustia? Pues, la angustia sirve de brújula hacia el objeto, dónde está localizado y qué hizo estallar al fantasma.

Área de Biblioteca

* AME Miembro de EOL y AMP.

Directora del CID Santiago

Integrante de Dirección Ejecutiva de IOM2

Responsable dl Depto. De Psicoanálisis y filosofía del Centro de Investigaciones de I.C.d.e.B.A

Co-responsable de la Revista Dispar

Supervisora del equipo de violencias, Hospital Álvarez

Ciudalitica | 2018

Sitio Virtual del CID Santiago del Estero